Andrés Guardado y el ‘Tecatito’ Corona fueron los encargados de estremecer las redes y hacer estallar a un Estadio Azteca rebelde que entonó con más fuerza que nunca el grito prohibido por la FIFA cada que el portero norteamericano despejaba, pese a la advertencia del organismo rector del futbol de dejar fuera de la competencia al Tri.

Jesús Corona fue el encargado esta vez de dejar intacto el arco del Tri, tal como se ha mantenido desde la llegada del estratega Juan Carlos Osorio, mientras que Chicharito Hernández brilló por su ausencia en el once titular del colombiano, y fue hasta el minuto 66 que ingresó a la cancha luego de que la afición no dejara de solicitarlo al grito eufórico de ‘Chícharo, Chícharo’, aunque poco pudo hacer el jugador del Bayer Leverkusen por marcar su tercer gol con la verde en el Coloso de Santa Úrsula.

El dominio absoluto del conjunto nacional se vio reflejado al 16′ cuando el silbante decretó la pena máxima y el capitán tricolor se encargara de cobrarlo de manera perfecta para el 1-0; luego fue el delantero del Porto quien con una jugada de lujo con pisada de balón en el área y túnel mandó a guardar la pelota para el 2-0 definitivo del equipo mexicano al 48′.

Los minutos restantes el Tri tocó a placer el balón por toda la cancha sin que los pupilos de Benito Floro quisieran hacer mucho por revertir el marcador, ni los locales por incrementarlo. Así, la Selección hizo ver sencilla la primera prueba superada.

Los próximos juegos del Tricolor será los amistosos del 29 de mayo ante Paraguay y el 1 de junio con Chile. La eliminatoria continuará el 2 de septiembre contra El Salvador y el 6 de ese mismo mes con Honduras.