Por Francisco Garfias.

Oaxaca de Juárez, 7 de octubre. Ayotzinapa sigue pegándole fuerte a la imagen del gobierno federal. La ausencia de un punto final definitivo a la “desaparición” de los 43 normalistas es fuente inagotable de críticas internas y externas que debilitan al régimen mexicano.

El New York Times publicó ayer un editorial que critica la decisión del Departamento de Estado de certificar que el gobierno de Enrique Peña logró progreso suficiente en materia de Derechos Humanos en el país.

“El fracaso del gobierno de ofrecer una versión creíble sobre lo que pasó con los estudiantes de Ayotzinapa después de su desaparición el 26 de septiembre del 2014, es emblemático en las fallas del sistema de justicia mexicana”, escribe el diario que alguna vez fue catedral de periodismo mundial.

No es la primera vez que el influyente diario neoyorkino, del cual es accionista Carlos Slim, le suena al gobierno de Peña.

Ayotzinapa es uno de los temas recurrentes para criticar al presidente de México y no solo en el NYT. Los otros dos han sido:  La Casa Blanca y el Chapo Guzmán.


Simultáneamente, la Oficina de Washington para América Latina (WOLA), en voz de la coordinadora del Programa México Maureen Meyer, señaló que afirmar que el gobierno mexicano avanza lo suficiente en Derechos Humanos va en contra de la realidad en el país.

Las críticas se produjeron después de decisión de La Casa Blanca de reintegrar 5 millones de dólares a la Iniciativa Mérida, que en el 2005 fueron reasignados a Perú. El argumento, en esa época, era la mala situación de los derechos humanos en el país.

“El gobierno mexicano cumple los requisitos estipulados en la Ley, aunque reconocemos que aún hay graves desafíos en Derechos Humanos·, justificó el portavoz John Kirby, en  un escrito enviado a la agencia española Efe.

Retomamos Ayotzinapa: Van más de dos años que ocurrió el indignante suceso en Iguala, y lo único que prevalece, descartada ya la “verdad histórica” de Murillo Karam, es la incertidumbre, las contradicciones, y decenas de padres que buscan a sus hijos.


Queremos denunciar en este espacio la mezquindad de las voces que se levantan en contra de que les sea entregada la Medalla Belisario Domínguez a Gonzalo Rivas.

El citado Rivas es el hombre que ofrendó su vida para evitar que estallara la gasolinera ubicada en la caseta de Chilpancingo, el 12 de diciembre de 2011, luego de que le prendieran fuego normalistas de Ayotzinapa que se enfrentaban a las policías estatal y federal.

Luchadores sociales y organizaciones que acompañan la causa de los padres de los 43 normalistas desaparecidos tienen, en el caso Rivas, una oportunidad de reconocer que, además de un Héroe de Nacozari,  tenemos un Héroe de Chilpancingo.

Lo de Rivas es un monumental sacrificio  que nada tiene que ver con el salvajismo de los autores materiales e intelectuales de la horrorosa “Noche de Iguala”.


Ya estaba todo listo. Los coordinadores de los distintos grupos parlamentarios en la Cámara de Diputados habían consensuado, por fin,  un punto de acuerdo de urgente resolución sobre los camiones de doble remolque.

El texto exhorta al titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, para que sea sensible, atienda el reclamo social,  y se pronuncie por prohibir la circulación camiones de  doble remolque, con el objeto de salvaguardar la vida y la integridad física de las personas.

Pura ilusión. Los grandes consorcios que utilizan estos vehículos no se dejan. Nos dicen que la SCT se puso de inmediato a cabildear para suprimir el punto de acuerdo. Lo logró con ayuda de los diputados del PRI, aseguran las fuentes que nos dieron copia del  documento.

Sobran comentarios.

* * *

No me cae mal el controvertido diputado del PAN, Jorge Luis Preciado, pero ahora sí se la voló con su propuesta que en nada envidia a las de la Asociación Nacional del Rifle de Estados Unidos.

El legislador de Colima propone modificaciones al artículo 10 de la Constitución para que una persona pueda tener un arma de fuego en su casa, su auto, su negocio y se pueda proteger de los malosos.

El argumento, son los altos índices delictivos que se producen en el país. De enero a la fecha, dice el panista, van un millón 16 mil delitos de enero para acá.

El senador azul rema a contracorriente. El pasado mes de enero, Miguel Mancera anunció que presentaría una iniciativa para tipificar como “delito grave” la portación de armas sin permiso.

“Hay que quitar las armas a las personas. Es un grave riesgo que las posean. Lo único que hemos hecho con las actuales  armas es incentivar la portación de armas”, dijo el jefe de gobierno.

FIN.