Resulta que ahora los elementos policiacos son respetuosos de la cadena de custodia, mejor dicho resulta que ahora los elementos policiacos saben qué es la cadena de custodia en un delito.

Vivimos en un México al revés, un México Kafkiano, donde la fantasía ha superado la realidad, una realidad golpeada por la inseguridad, los asaltos cotidianos y la violencia que aplican contra más víctimas.

Ejemplo hay muchos, los más recientes que me llegan a la mente, es la cacería de un justiciero anónimo a quienes los medios han bautizado como “El Justiciero de la Marquesa” y no duden que seguramente, es integrante de una corporación policial debido a la puntería y sangre fría con la que actuó.

Otro ejemplo del mundo al revés, son las constantes quejas de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias el “Chapo” Guzmán por supuesta violación a sus derechos humanos, sus quejas sobre un supuesto maltrato dentro del penal de máxima seguridad en Ciudad Juárez. Sin embargo, él nunca le preguntó a los  ejecutados y sus familias, si se violaban sus derechos humanos.

Ese es el mundo al revés de las autoridades mexicanas. Hay un dato que llama la atención, la cifra de 19 ladrones muertos en el trasporte público a manos de los vengadores anónimos.

Con eso se puede decir que hay “Power  Vengador”, un poder que se crea con base en el hartazgo de algunos ciudadanos que se han cansado de ser robados y golpeados por los delincuentes.

No es un secreto que ese “Power Vengador”, es protegido y será protegido por la propia sociedad de donde surgen de manera anónima…